AVISO: Aquí podrás encontrar remedios alternativos, naturales o antiguos para tu salud, recopilados a través diferentes medios o personas. Muchos no han sido verificados por lo que el uso de estos remedios sera responsabilidad de quien los aplica y los recibe. Por esto, antes de hacer algo consulta con un especialista.



jueves, 31 de agosto de 2017

Celidonia o Planta del Yodo

También llamada Golondrinera y Verruguera, es una planta que se recoge entre mayo y agosto para secar pero fresca se puede usar todo el año. La encontraremos cerca de tapias, escombreras, muros, setos, paredes, árboles, casas y caminos. Para recogerla usar guantes pues el pigmento de su savia es difícil de eliminar. Para secar la planta siempre en lugar cálido y sombreado.

Foto de Frank Vincentz  (Wikimedia Commons)
En infusión tomar máximo media cucharada de sopera de la hierba seca por litro de agua. Va bien contra la bronquitis, el asma, los dolor de estómago, indigestiones y cálculos biliares. Cuidado, una dosis mayor puede ser dañina.  Se trata de una planta tóxica en su totalidad y no debe tomarse sola ni en dosis más altas ni durante tiempo prolongado.

En verde se usa su savia de forma externa para cerrar heridas y quitar verrugas, callos y tumores. Aplicar el jugo solamente en la zona a curar. Dada la toxicidad de esta planta y la causticidad de su jugo puede causar dermatitis, sobre todo su savia.

sábado, 22 de abril de 2017

Gordolobo

El gordolobo o verbasco es una planta fácil de reconocer que la puedes encontrar en cualquier terreno baldío,  orillas de caminos, vías de tren y montes soleados y secos. Hay que recoger la flor sin el cáliz entre julio y septiembre y dejar secar rápidamente a la sombra. También se puede usar la planta entera fresca después de la floración.


Tomar una infusión con sus flores tres veces al día es muy bueno para la tos, la bronquitis y las irritaciones de garganta. Para desinfectar las heridas también se puede usar el agua después de cocer la planta entera o bien solo sus flores.

viernes, 11 de noviembre de 2016

El Lúpulo

Entre setos y matorrales, en los meses veraniegos de julio, agosto y septiembre, podemos recoger las florescencias de esta planta para tratar multitud de dolencias. Usaremos las flores hembras  y el lupulino, el polvo granular o resina que segregan las flores.
Si bien, la mayoría conoce el lúpulo como un ingrediente básico para elaborar la cerveza, sorprende saber que pertenece la familia de las cannabináceas, aunque es completamente inofensivo y no tiene el poder narcotizante del cannabis.


Tomar una infusión antes de las comidas va bien para combatir el insomnio, la inquietud,  la ansiedad, la fatiga, el estrés y los desórdenes cardiacos  y estomacales producidos por los nervios. Un remedio muy popular contra el insomnio es llenar la almohada de flores de lúpulo. Es muy relajante y  libera la tensión muscular. La infusión va bien, además, para la menopausia, los sofocos, la enuresis nocturna, el dolor de cabeza, la migraña, las menstruaciones dolorosas, el exceso de apetito sexual, la eyaculación precoz y la espermatorrea. También sirve como tónico estomacal y  puede favorecer el crecimiento del pecho femenino.

Las hojas jóvenes y puntas de los brotes se pueden añadir a las ensaladas. Los brotes también se pueden cocer en agua con sal y usar como verduras una vez escurridos.